logo infogranjalogo infogranjabandera argentina

Asociación Argentina de Productores de Granja Tu Granja on Line
Bs Aires - Argentina - Telefax (054) (011) 4431-7184 - Celular: (054) (011) 15-3140-9100 -  web@infogranja.com.ar 

 

EL PORTAL DE LA TRANQUERA......

Cria de Gallinas Ponedoras

....... TU GRANJA ON LINE

Principal ] Arriba ]

SI UD. NOS HA ENVIADO UN E-MAIL Y NO RECIBE LA RESPUESTA DENTRO DE LAS 72 HORAS. LE ROGAMOS, CONTACTARNOS TELEFÓNICAMENTE AL 054-011-4431-7184 (DURANTE LA TARDE)  ................ SI UD. NOS HA ENVIADO UN E-MAIL Y NO RECIBE LA RESPUESTA DENTRO DE LAS 72 HORAS. LE ROGAMOS, CONTACTARNOS TELEFÓNICAMENTE AL 054-011-4431-7184 (DURANTE LA TARDE) ........

   

 

 

Visite el nuevo sitio Interactivo de Infogranja

El Portal de la Tranquera

 

Principal
Arriba
Animales
Anuncie en Infogranja
Anunciantes
Asesorías
Asociaciones
Cabañas y Criadores
Cursos
Comentarios
Despacho de Animales
Elaboración de vinos
Fiestas Nacionales
Foros
Fabricación de quesos
Fruticultura
Galeria BB.
Guías de Trámites
Horticultura
Helicicultura (Caracoles)
Libro de Visitas
Mercados
Preparación de conservas
Proveedores
Profesionales
Búsqueda Infogranja
Servicio Veterinario
Su Clasificado Gratis
Contáctenos
Expo Rural 2012

Criadores de aves y conejos - Argentina

Demo Gratis !!!

 Guía de Fruticultura

Guía de Horticultura

Curso Fabricación de Quesos

Inicia ... todas las semanas .... Inicia ... todas las semanas .... Inicia ... todas las semanas ....

Contactar con Webmaster

arroba e-mail

Contactar con infogranja

Hoteles de Argentina

==================

Resultados de la Quiniela

==================

Su e-mail gratuito

================

logo libreria santa fe

Visite los estándares de conejos del mundo

Visite los estándares de gatos del mundo

 Add to Google

camara vigilancia

sistema seguridad

 

Impresoras Fiscales

 

 

 

 

 

CRÍA DE GALLINAS PONEDORAS

 

INTA


 

Cría de gallinas ponedoras

Como cualquier productor, el objetivo de todo avicultor es el de obtener buenos ingresos de su establecimiento. Para ello su negocio debe ser rentable y sufragar, parcial o totalmente los gastos de su familia, amortizar inversiones y obtener una ganancia. 

La rentabilidad está determinada por factores externos, los cuales no pueden ser controlados directamente por el avicultor; tales como: alzas en precios de alimentos concentrados y otros insumos, o baja en precios de venta de productos. 

Con una buena administración se puede reducir los riesgos que presentan esos factores externos; así, el establecimiento puede ser rentable mediante una buena planificación, organización, control y dirección de los procesos productivos. 

La administración es absolutamente necesaria en este tipo de establecimiento y cuando es aplicada correctamente, le permitirá al productor conocer en todo momento el estado financiero de su empresa, evaluar los "pro y los contra" de la empresa y le servirá de experiencia para sus futuras inversiones. Existen otros factores que influyen en los resultados normales como: razas, clima, manejo y sistemas de alojamiento. 

En toda explotación avícola debe combinarse equilibradamente dos componentes, uno administrativo y otro técnico o de manejo. Esto asegura el éxito de las empresas. 

Para lograr el objetivo deseado se debe mantener buenos registros que sirvan para evaluaciones periódicas, para fortalecer las labores más rentables y desechar las económicamente negativas. Por otra parte, el programa de manejo implantado debe ser seleccionado cuidadosamente con los mejores criterios y técnicas modernas, para que estos animales de razas especializadas puedan manifestar todo su potencial genético en un ambiente controlado técnicamente.

 

Mercado

La industria avícola no ha estado ausente del gran crecimiento que a escala mundial se produjo en el quinquenio 90/95. En nuestro país el subsector parrillero creció de 336 mil toneladas a 664 mil en 1995, lo que se refleja en el aumento del consumo de pollo de 12 a 21 Kg/persona/año. Si tomamos la producción de huevos se mantiene estable, solo acompañando el crecimiento demográfico que requiere entre 10 y 12 docenas por persona por año; la mitad del consumo de los habitantes de Norteamérica y la Unión Europea.

La producción se concentra por orden de importancia en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba.

El subsector parrillero se integra en forma vertical desde la etapa de producción a la comercialización, y le grado de concentración es tal, que solo 7 empresas producen más del 50% de la carne de pollo que consumo en los argentinos, pues lo que se exporta es solo menos del 2% del total.

En cuento a la producción de huevos, si bien conserva una estructura más abierta, ya existen establecimientos que superan el medio millón de gallinas alojadas en jaulas.

esta realidad es muy beneficiosa para el consumidor. hoy la carne de pollo a moneda constante cuesta algo más de la mitad que hace 25 años.

Pero esta realidad hizo disminuir el numero de avicultores a partir de la década del 60. En el censo de 1960 la provincia de Entre Ríos tenía 23.560 avicultores; en 1994 de acuerdo a estudios realizados por la SAGPyA se redujo a 2.500.

 

 

Nuevas alternativas

El pequeño productor o emprendedor tiene una interesante posibilidad en una nueva modalidad en la cría de aves, basada en nuevas genéticas desarrolladas por organismos privados o nacionales tales como el INTA y en técnicas de manejo y alimentación distintas a las tradicionales. Una alternativa artesanal que requiere poco capital y un alto grado de asociativismo. Se trata del pollo y el huevo campero argentino, con una demanda clara en la sociedad actual, que comienza a preocuparse por el sabor y la calidad natural de los alimentos que consume y por otro hecho que cobra cada vez más vigencia en el mundo: la forma de criar aves en estrecho confinamiento, que para ciertos sectores de la población entrañan actos de crueldad. Es bien notorio que el empleo de jaulas en la cría de gallinas para producción de huevos, ha sido motivo de grandes polémicas en Dinamarca, Inglaterra, Suecia y suiza para citar países donde se ha legislado al respecto. En Inglaterra un tercio de los huevos vendidos en grandes supermercados provienen de granjas con gallinas en libertad "free range eggs", con gran promoción y a precios que duplican el de los huevos comunes.

En Francia, la producción de pollos camperos, más conocidos como "label rouge", se inicio hacia 1970. Hoy representa el 30% de la producción total de carne de pollo, a pesar que su costo a nivel consumidor es casi el doble del pollo industrial.

La producción campera de carne aviar con gusto a pollo, el huevo de yema anaranjada, alimentado con cereales y oleaginosas de muy baja a nula contaminación, sin el empleo de antibióticos como de promotores de crecimiento, podría ser un punto de partida para producir alimentos que un sector creciente de la sociedad demanda.

Por qué no empezar ahora, a imaginarnos esta posibilidad.

 

Aspectos técnicos

Ubicación 

En pequeñas explotaciones, donde por la cantidad de animales se les puede proveer de una área para pastoreo; que permite a las aves, no solamente disfrutar de un ambiente más natural, sino que parte de su alimentación la obtendrán del forraje e insectos que logren capturar.

Se recomienda tener dos corrales para usarlos en rotación; ya que cuando se tiene sólo uno, en muy poco tiempo se comen el pasto y hierbas, dejando el suelo desnudo. 

La gallina, como la mayoría de los animales domésticos, necesita pasar gran parte del tiempo en un lugar seco, por tal razón el corral de pastoreo se ubicará, de preferencia, en un terreno con una pequeña pendiente o se deberá construir unos buenos drenajes, con el fin de que no se acumule agua y se formen charcos. 

El terreno para ubicar la granja debe estar lo más alejado posible de casas de habitación, de otras granjas y de futuros centros urbanísticos, turísticos, etc., debido a la regulación que existe por parte del Ministerio de Salud; para evitar, entre otras cosas, el contagio de enfermedades entre animales y hacia el ser humano. 

En todo momento es necesario disponer de electricidad y de una buena fuente de agua potable, para llenar las necesidades fisiológicas de las aves y de la limpieza de los galpones y equipo.

Concejos a tener en cuenta para la elección del terreno y el diseño de los galpones

       Ser del menor costo posible.

       No inundable y de buen drenaje.

       Contar con agua potable.

       Estar aislado de otras granjas.

       De fácil acceso a rutas y caminos afirmados.

       De dimensiones tales que permita una buena disposición de los galpones y futuras ampliaciones.

       Los galpones se construirán sobreelevados respecto al nivel del terreno.

       La orientación del galpón NO-Se, en su longitud mayor, es la más indicada para la zona del litoral y la bonaerense, ya que permite una buena circulación de aire y evita la fuerte incidencia del sol en verano.

       Para la separación de los galpones se debe considerar entre dos y medio a tres veces el ancho del galpón.

       Un correcto manejo de las cortinas y el uso del sobretecho del galpón contribuyen a controlar la humedad; mantener bajos los niveles de dióxido de carbono y amoníaco, permitir la entrada de aire y puro y eliminar el exceso de polvillo en el ambiente.


Instalaciones

El tipo y calidad de construcción de un galpón, depende de las condiciones climáticas del lugar, de la finalidad de la producción y de los medios económicos con que se cuente. 

El galpón debe ser construida en lugares secos, terrenos bien drenados, y preferiblemente en sitios donde el sol penetre  varias horas durante el día y esté protegido de fuertes corrientes de viento. 

Para el buen funcionamiento de la granja es necesario que los galpones tengan amplios aleros, especialmente en zonas húmedas; buena ventilación, acondicionamiento para los bebederos, comederos, nidos, luz eléctrica, fuente permanente de agua potable y una buena cubierta de piso. 

La construcción ideal de un galpón debe tener un zócalo o pared de bloques de concreto con un mínimo de 60 a 80 cm de altura, sobre el cual se coloca los horcones de madera o "perlings" de 1,20 m; para una altura total de 1,80 m, desde el piso hasta la solera. El espacio abierto de la pared se forra con malla metálica (tipo ciclón o soldada), con huecos de unos 2,5 cm. 

El piso de tierra se puede apelmazar y ser utilizado en esta forma, aunque por razones sanitarias es preferible chorrear una capa con concreto, de un espesor (5 a 6 cm) que no se quiebre con facilidad y dure muchos años, y que además permita efectuar una buena lavada. El material más recomendable para la cubierta del techo es el zinc corrugado, por su mayor durabilidad y facilidad de colocación; no obstante se puede usar cualquier otro producto como tejas de barro, fibrocemento, etc. 

El tipo de galpón se debe ajustar a la actividad (crianza/desarrollo o crianza/producción de huevos) y al número de animales que se desea tener. Cuando el galpón tiene más de seis metros de ancho, se recomienda el techo de dos aguas, para que no sea muy alto y porque le brinda mayor protección al impedir la entrada de lluvia y viento. 

Las dimensiones del galpón dependen básicamente del número de animales que se desee tener, de la topografía del terreno y de los materiales disponibles. Si no se tienen los conocimientos básicos de construcción, es mejor consultar con algún técnico o constructor, quien le pueda dibujar el plano del galpón y hacer el presupuesto respectivo. Lo lógico en todo caso, es que no haya desperdicio de materiales, como cortar lo menos posible la madera, perlings o las láminas de zinc. Hay que tratar de utilizar la mayoría de los materiales en las mismas dimensiones en que se comercializan. En zonas de clima caliente se deben alojar unas cinco gallinas por metro cuadrado, mientras que en clima frío se puede tener una densidad de seis o siete aves por metro cuadrado.

Para explotaciones con menos de 30 gallinas, resulta más económico la construcción de dormideros o casillas portátiles, los cuales tienen patas para mantenerlos a unos 60-70 cm del suelo. Estas casillas deben tener sus respectivos nidales, debajo de los cuales se coloca el comedero para que no se moje con la lluvia. 

El piso se construye con reglas, con separaciones de unos dos cm entre una y otra, para que el excremento pase con facilidad entre ellas y no se acumule. Estas casillas que sirven para que las gallinas duerman y se protejan de las inclemencias del tiempo, se pueden movilizar de un corral a otro. Su capacidad es de unas 15 gallinas por metro cuadrado. El equipo mínimo para la instalación de una granja, consta de: círculos de crianza, campanas criadoras, bebederos, comederos y nidales.

 

Sistemas de apertura y cierre de cortinas 

En el dibujo 1 pueden observarse los detalles de un sistema rápido de abertura o cierre de cortinas. Este sistema consta de un cable de acero de 4 mm sostenido en cada extremo del galpón por una roldana de fundición de 4 pulgadas. 

En uno de los extremos del cable se coloca un contrapeso y en el otro una manivela (un simple rodillo con manija o bien con un sistema de multiplicación de fuerza mediante engranajes). Cada 1,80 m debe colocarse una roldanita o un gancho de hierro de 6 mm recubierto en la parte curva con una manguera plástica por donde pasan las cuerdas de poliéster que unen la cortina al cable de acero. A través del doblez que la cortina debe poseer en la parte superior se pasa un hierro de 8 mm o caño fino sobre el cual se atan las mencionadas cuerdas cuando la cortina está totalmente baja. 

De este modo, al accionar la manivela, en pocos segundos puede cerrarse o abrirse todo el lateral de un galpón. Para sujetar la cortina y evitar que se rompa cuando hay viento conviene colocar tiras de contención cada 1,80 metros, ya sea en posición vertical o en forma de X. 

 

 

 

1-Crique
2-Roldana
3-Madera
4-Roldanita

5-Cable de acero
6-Rienda
7-Cuerda de poliester
8-Contrapeso

9-Cortina de arpillera plástica
10-Varilla longitudinal de hierro de 8 mm. de diámetro.

 

Consejos a tener en cuenta para la elección del terreno y el diseño de los galpones

 

       Ser del menor costo posible.

       No inundable y de buen drenaje.

       Contar con agua potable.

       Estar aislado de otras granjas.

       De fácil acceso a rutas y caminos afirmados.

       De dimensiones tales que permita una buena disposición de los galpones y futuras ampliaciones.

       Los galpones se construirán sobreelevados respecto al nivel del terreno.

       La orientación del galpón NO-Se, en su longitud mayor, es la más indicada para la zona del litoral y la bonaerense, ya que permite una buena circulación de aire y evita la fuerte incidencia del sol en verano.

       Para la separación de los galpones se debe considerar entre dos y medio a tres veces el ancho del galpón.

       Un correcto manejo de las cortinas y el uso del sobretecho del galpón contribuyen a controlar la humedad; mantener bajos los niveles de dióxido de carbono y amoníaco, permitir la entrada de aire y puro y eliminar el exceso de polvillo en el ambiente.

 

La cría 

La cría es el período comprendido entre el primer día hasta las ocho semanas de vida en el caso de las pollitas ponedoras.

Los primeros siete días de los "bebés" son muy importantes. Nunca se deberán tener pollitos de distintas edades en un mismo gallinero, así se disminuirán los riesgos de enfermedades y se evitarán dificultades en el cumplimiento de las normas de manejo y sanidad. Al llegar los pollitos al criadero es necesario mucha atención para que estén cómodos, sin peligro de sobre calentamiento o enfriamiento. Por esta razón utilizamos el corral de cría. 
 


Armado del corral 

El armado del corral de cría deberá realizarse por lo menos 24 horas antes del arribo de los "bebés". 
En la figura Corral de cría de pollitos se puede observar la adecuada distribución de los, diferentes accesorios que requiere la cría. 

 

 

 

 

El corral deberá armarse por lo menos 24 horas antes del arribo de los bebés

 

 

Manejo del corral 

Control de la temperatura: En la cría natural la fuente de calor para los pollitos proviene del cuerpo de una gallina clueca; en la cría artificial es el hombre quien tiene que suministrar ese calor. Por ello, debemos en este punto resaltar que el avicultor es la clave del éxito. 
Deberá estar atento al funcionamiento de las criadoras y a los cambios atmosféricos para que éstos no perturben el desarrollo inicial de sus pollitos. El manejo de las criadores es fundamental, pues es en este período cuando los pollitos necesitan más calor, el enfriamiento es causa frecuente de trastornos en la cría artificial. Se deben tomar todas las precauciones para que durante la primera semana la temperatura en el borde de la campana sea de 36º C 

Los pollitos deben alojarse debajo de las campanas inmediatamente después de su arribo. En caso de estrés, elevar la temperatura a 38' C, ya que el pollito nace con 1,5'C menos que el adulto, y esa hipotermia la mantiene durante los primeros 10 días. Al cabo de la primera semana, la temperatura en el borde de la campana se disminuirá a 28- 30'C, y se agrandará el diámetro del cerco. Este se retirará al final de la segunda semana. En este momento, y para evitar que al oscurecer se amontonen los pollitos en los rincones, es necesario colocar en ellos parte del cerco formando ochayas. En lo posible la temperatura ambiental debe oscilar entre 15 y 20'C, manteniéndose ésta en las etapas posteriores. Luego de los primeros días hay que seguir con más atención la actitud de los pollitos que la información del termómetro. 

 

 

Distribución de los pollitos

 

 

 

En la figura «Distribución de los pollitos» mostrarnos su distribución correcta cuando la temperatura es la adecuada (círculo de la izquierda), y en los tres restantes la correspondiente a calor excesivo, temperatura baja o corrientes de aire. El mejor termostato de un establecimiento avícola estará dado por el propio comportamiento de las aves. Si los pollitos pasan frío, además de la probabilidad de que sufran trastornos digestivos, empaste de la cloaca, o respiratorios, consumen más alimento para satisfacer las necesidades de calorías. La fuente de calor debe retirarse cuando los pollitos estén bien emplumados, alrededor de la sexta semana en invierno y quinta semana en verano. 

También el calor excesivo es contraproducente; para contrarrestarlo, en verano es aconsejable aumentar la ventilación y blanquear los techos. Es muy importante que no falte en ningún momento el agua de bebida, ya que constituye el 70 por ciento de la composición del animal, si falta pueden sufrir deshidratación. Una pérdida de agua del 10 por ciento ocasiona trastornos severos y de un 20 por ciento la muerte. Al cumplir las aves dos semanas de vida, se desarma el corral y se reemplazan los comederos y bebederos pequeños por los que se utilizarán hasta el final del cielo productivo.  

El propósito de hacer círculos las dos primeras semanas de vida de las aves, es para que los animales no se dispersen por toda el galpón y se mantengan más cerca de la fuente de calor durante todo este período; además de que obtengan con mayor facilidad el alimento y el agua. Estos círculos se pueden hacer usando láminas de zinc liso, cartón, madera, con una altura de 50 a 60 cm. Para albergar 250 aves, se recomienda un círculo de dos metro de diámetro, el cual se forma con tres medias láminas de zinc liso (cortadas a lo largo), unidas en sus extremos con tornillos o prensas.


Campanas criadoras

La fuente de calor utilizada en este período, generalmente consta de una campana metálica con un lámpara infrarroja (de luz blanca) de 250 vatios. La campana mantiene por más tiempo el calor dentro del círculo, economizando electricidad. Dependiendo de la zona se debe utilizar dos lámparas infrarrojas, aunque uno solo es suficiente en la mayoría de los casos. La mejor forma de determinar cuantas lámparas se necesitan, es mediante la observación del comportamiento de las aves en el círculo. Cuando los pollitos se alejan de la campana, es porque la temperatura está muy alta, y se debe proceder a apagar la lámpara. Si por el contrario se encuentran amontonados debajo de la campana es porque tienen frío; entonces debe encenderse la lámpara. Cuando los pollos se encuentran distribuidos por todo el círculo es porque la temperatura es la ideal y los animales se sienten en un ambiente confortable.


 

Bebederos

Para aves menores de dos semanas de edad, se utilizan bebederos plásticos de 5 litros aproximadamente, a razón de un bebedero por cada 100 animales y para aves adultas, se pueden utilizar bebederos  a razón de tres centímetros lineales por ave; pueden ser metálicos o de tubo plástico de PVC, cortados por la mitad. El bebedero ubicado hacia el centro del galpón permite el acceso de las aves por ambos lados de la misma. El alimento más barato que tenemos es el agua, por ello debe estar fresca, limpia y de una fuente permanente; la carencia de ella repercutirá en atrasos de la madurez sexual y bajos rendimientos en la producción. Deben evitarse los derrames de agua dentro del galpón porque perjudicarán la salud de las aves, además de proporcionar el medio óptimo para el desarrollo de parásitos internos, como los coccidios.


 

Comederos

Para la alimentación de la primera semana de edad se puede utilizar cajas de cartón de 2,5 cm de alto o cartones de empaque para huevos, colocando cuatro por cada círculo de crianza. Posteriormente se deben cambiar por comederos cilíndricos (uno por cada 25 aves) proporcionando dos cm lineales por ave. Cuando se usan comederos de canoa, es preferible contar por lo menos con tres tamaños diferentes. Al realizar el cambio por los comederos cilíndricos, se debe sustituir inicialmente sólo el plato y luego se les coloca el cilindro y se cuelgan, ajustando la altura del borde del plato a la altura de la espalda. El ajuste se realiza tanto de la altura del cilindro con respecto al plato, para evitar el desperdicio; como ajustes periódicos de los comederos a la altura de la espalda de las aves, conforme vayan creciendo. El borde inferior del cilindro se coloca a la mitad entre la altura del borde del plato y el fondo del mismo, o sea a la mitad de la profundidad del plato. En los comederos de canoa, que además deben tener una rejilla o bolillo protector para que las aves no se metan al comedero, nunca se llenan más de una tercera parte de su capacidad con el fin de evitar el desperdicio.


Nidales

Los nidos son una parte muy importante del equipo, pues en ellos se deposita el producto que va a generar los ingresos. Deben ser cómodos, atractivos y lo suficientemente oscuros para que la gallina sienta que los huevos van a estar seguros en ese lugar, cuando los deposite. Los nidos se deben instalar a las 16 semanas de edad de las aves, para que ellas se acostumbren a utilizarlos desde el inicio del ciclo de postura. Los nidos pueden ser comunales, utilizando dos metros cuadrados para cada 100 gallinas; o bien nidos individuales, uno para cada cinco gallinas. Los individuales tienen las siguientes dimensiones: 20 cm (mínimo) de frente, 30 cm de alto y 30 cm de fondo; manteniéndolos siempre limpios y con suficiente virutas de madera. Al frente o a la entrada se coloca, en la parte inferior, una regla de 10 cm de alto para que las gallinas no saquen las virutas.

 

Razas

El avicultor debe escoger la raza o línea de animales con que desea trabajar, tomando en consideración el aspecto genético y la preferencia del huevo en el mercado local. La producción de huevos se puede dividir en dos tipos: las líneas livianas o aves con plumaje de color blanco y las líneas semipesadas o con el plumaje de otros colores. 

La Leghorn blanca es la gallina más conocida y la mejor productora entre las razas livianas, las cuales producen huevos con cascarón de color blanco; mientras que las semipesadas, que en su mayoría son híbridos, el color del cascarón de los huevos es marrón. 

En el comercio se consiguen diferentes estirpes o líneas de gallinas, cada una tendrá su número de código y el nombre de la casa productora. La calidad de la cáscara de los huevos rojos o marrones es superior a la de los blancos, razón por la cual estas aves híbridas se utilizan con más frecuencia en las granjas que recientemente han modernizado sus instalaciones y equipos de recolección de huevos. 

No obstante el color que tenga el cascarón, la calidad interna del huevo es similar en todos los casos. No por ser de color marrón, éste será más sabroso o nutritivo.

Selección de ponedoras

Una buena ponedora tiene características que la diferencias de las demás: La cresta y los barbillones son turgentes y bien desarrollados, la cloaca es amplia, de aspecto húmedo y piel circundante de color rosado, las patas y pico están despigmentados y la separación entre isquiones y punta del esternón es de 3 a 4 dedos.

 

Espacio mínimo

Para pollitas de menos de cuatro semanas de edad se recomienda albergar hasta 30 aves por metro cuadrado y hasta las 14 semanas se pueden albergar 15 aves por metro cuadrado. 

Cuando las pollas se crían en galpones para desarrollo únicamente, se recomienda trasladar las pollas a las 14 semanas de edad a los galpones para producción, colocando seis aves ponedoras livianas (blancas) y cinco ponedoras pesadas (de color) por m². 

Si las aves son criadas en galpones de piso, para luego pasarlas a jaulas, éstas se deben trasladar a una edad temprana con el propósito de que se acostumbren a su nuevo ambiente, siempre alrededor de las 14 semanas de edad.

 

Iluminación

Al recibir las pollitas de un día de nacidas, se utilizan lámparas infrarrojos como fuente de calor permanente durante las dos primeras semanas de vida, luego paulatinamente se les suspende hasta eliminar la calefacción y la iluminación. La luz artificial o natural estimula el desarrollo de las aves y la producción de huevos. 

Si la cantidad de luz se aumenta gradualmente durante el desarrollo de las aves, éstas alcanzarán la madurez sexual a una edad menor, y es por eso que generalmente en este período se debe suspender la luz artificial y se activa nuevamente cuando las aves alcancen las 18 semanas de edad o un 5% de la producción de huevos. 

En este momento se incrementará media hora de luz artificial por semana, hasta completar 15-16 horas de luz continua por día; doce horas de luz natural y cuatro horas más de luz artificial. 

Cabe recordar que la luz, utilizada durante el desarrollo de las aves, afecta la madurez sexual de cualquier tipo de ave, por lo tanto ésta debe controlarse constantemente. Al adelantar la entrada en producción, se alarga el período de producción de huevo pequeño y se reduce el período de postura. Esto lógicamente reduce los ingresos por venta de huevos, al ser menos cantidad y más pequeños. 

El suministro de las cuatro horas de luz artificial se recomienda hacerlo durante las horas de la madrugada, traslapándolas con la luz natural; ya que si se realiza en la tarde o noche, cuando se corta la luz de un solo golpe, los animales se asustan y tratan de protegerse, amontonándose en las esquinas del galpón, lo que le causaría la muerte por asfixia a todas aquellas que queden atrapadas abajo. 

 

 

Consejos

 

Algunos factores necesarios para el buen funcionamiento de la actividad

Galpones adecuados para el tipo de explotación.

       Compra de aves de buena calidad.

       Mantener la densidad recomendada por metro cuadrado.

       Distancia de 6 a 8 m entre galpones.  

       Los lotes de aves deben tener la misma edad.

       Equipo necesario y en buen estado.

       Agua fresca y abundante siempre.

       Limpiar mínimo dos veces al día la fuente de agua.

       Evitar las fugas de agua.

       Mantener los comederos a la altura del dorso de las aves.

       Mover los comederos durante el día para evitar desperdicios.

       Suministrar la cantidad de alimento de acuerdo a la edad.

       Toda la ración de alimento se suministra en la mañana.

       Selección de aves en fechas programadas.

       Eliminar las corrientes de aire.

       Mantener la cama seca, las paredes y techos limpios.

       Seguir el programa de vacunación y desinfección.

       Controlar el canibalismo.

       Eliminar los roedores con trampas y cebos.

       Seguir el programa de iluminación recomendado.

       Quemar y enterrar las gallinas muertas.

       Suministrar calcio adicional a las ponedoras.

       Cerrar los nidales por la noche

       Mantener nidales limpios y ventilados.

       Apartar las gallinas cluecas.

       Con 4 o 5 recolectas diarias se evita cloquera y huevos quebrados.

       Llevar registros al día.

       Terminado un ciclo de postura, el galpón debe descansar 2 semanas.

Situaciones que requieren atención  

       Baja calidad de las aves.

       Baja calidad del alimento.

       Desperdicio del alimento.

       Despique defectuoso.

       Ataque de depredadores.

       Manejo deficiente.

       Parasitismo.

       Presencia de enfermedades.

       Pocas desinfecciones.

       Vacunaciones inadecuadas.

       Falta de agua.

       Humedad dentro de la galera.

       Falta de comedero.

       Alta densidad de población.

       Selección frecuente.

       Retardo en la iniciación de la postura.

       Control de luz.

       Nidales defectuosos o en mal estado.

       Pocas recolecciones de huevos.

       Falta de calcio adicional.

 

Bibliografía

El pollo y huevo campero. Ing.  Agr. Manuel Bonino. Med.  Vet. Zulma Canet. 
Public.del Inta.

 

 

 

imagen me gusta

Ponele un me gusta a

Infogranja

logo mercado libre

Visite nuestra Tienda

logo cosasdelsur.com.ar

Libros... libros... libros

cosasdelsur. com.ar

animacion aviso infogranja

Contrate su aviso, por e-mail

Visite el nuevo sitio Interactivo de Infogranja

Chinchillas Letino SRL

logo granja converso

La Granja Converso

Mini quesería (fábrica de quesos)

Forraje Hidropónico (cursos y asesoramiento)

Curso Fabricación de Quesos

Inicia ... todas las semanas .... Inicia ... todas las semanas .... Inicia ... todas las semanas ....

Veterinaria Los Cachorros

gif ovejero aleman

Visite los estándares de perros del mundo

gallina gif

Visite los estándares de gallinas del mundo

gif caballo

Visite los estándares de equinos del mundo

camara vigilancia

sistema vigilancia

 

Impresoras Fiscales

Letino SRL

 

 

Advertencia: Los datos contenidos en este web corresponden a material elaborado por Infogranja.com.ar a partir de otras fuentes y tienen como único fin, brindar información a quienes visiten este web. Infogranja.com.ar  no se responsabiliza por la exactitud e integridad de la información aquí publicada y deslinda cualquier responsabilidad sobre las opiniones aquí vertidas. Quien accede a este sitio acepta que los errores u omisiones no podrán utilizarse para realizar demandas o reclamos por vía legal. La información publicada en este web no debe servir como base para decisiones de inversión.

 

Principal ] Arriba ]

 

Envíe un mail a  web@infogranja.com.ar con preguntas y comentarios sobre este sitio web.
Copyright © 2007 Néstor Fernández Berretta
Última modificación: 11/08/13